Sabrina, el mejor remedio al estrés

Kalel
Nuevo Miembro
Registrado22/3/19


Hace algún tiempo habíamos quedado en encontrarnos en la tarde aprovechando que tendría una reunión cerca de su apartamento. La hice corta en la reunión y es que tenia muchas ganas de reencontrarme con la bella Sabrina pues hace ya varias semanas que no nos habíamos podido encontrar.
Salgo de las oficinas de mi cliente y la llamo, me dice que esta esperándome que llegue en cuanto pueda.

Me recibe con una enorme sonrisa y ropa ligera, me da la súper bienvenida (ella es muy alegre, extrovertida y de una actitud inigualable). Un beso marca el inicio de nuestro encuentro. Me invita a sentarme para iniciar una agradable y grata conversación.
Un par de minutos está completamente desnuda y comienza a hacerme un masaje por la espalda. Sentía sus senos en mi espalda y de ves en cuando me besaba mientras sus manos me masajeaban todo el cuerpo. Mi muchacho ya estaba endurecido, ella lo toma y acaricia mientras seguía besándome por la espalda.

Me abalanzo sobre ella y la recuesto sobre la cama y la beso por todos lados: sus labios, sus senos, su abdomen, sus piernas y finalmente llego a su flor. Ella gime mientras mueve sus piernas como retorciéndose y acercandome cada vez mas hacia ella. Levanto la Mirada y veo como sus manos frotan esas hermosas tetas y se muerde los labios mientras me dice que no pare y que lo esta disfrutando. La verdad me calienta mas y mas seguir allí dándole placer y ver como ella esta disfrutando.

Pasan los minutos y ella me dice que la penetre que no aguanta mas, yo estaba disfrutando tanto que no me frenaba de seguir saboreando su flor, entonces ella se acomoda y ya es hora de penetrarla. Tomo el preservativo, enfundo al muchacho mientras ella se coloca en 4. Una maravilla verla en esa pose, así que comienzo a penetrarla desde atrás suavemente… ufff se sentía lo caliente que estaba, la tomo bien de las caderas y comienzo a moverme cada vez mas rápido. Ella gime y me pide mas y mas… veo su hermosa cola como choca con mi ser con cada estocada.

Antes de llegar a la luz le pido que me monte. Ella nota que me tiene en su poder y que pronto acabaría, así que comienza con una cabalgata lenta como ayudándome a no terminar pronto. Retomo un poco el alma y ella comienza con una cabalgata salvaje que no hace mas que hacerme ver la luz y terminar en un temblor.

Nos recostamos un rato en la cama abrazados y sudorosos, como siempre un encuentro mágico con Sabrina. Me voy a la ducha a sacarme un poco el sudor. Salgo y ella estaba con su bata buscando algo de música, bailando entre risas, me da besos con lo cual hicimos el preámbulo perfecto para el segundo.


La tabla:
pues seria ponerle puros 10 y mas. Soy un Sabrinizado reconocido.
 
Última edición por un moderador: